La obligación moral de ser escéptico

La libertad de expresión y la libertad de acción no tienen sentido sin la libertad de pensar. Y no hay libertad de pensamiento sin duda. El hombre civilizado tiene la obligación moral de ser escéptico, de demandar las credenciales de todas los enunciados que afirman ser hechos. Una hipótesis no intimidará a un hombre honorable. Porque, en última instancia, toda tiranía descansa sobre el fraude, sobre conseguir que alguien acepte afirmaciones falsas, y cualquier hombre que por un momento abandone o suspenda el espíritu crítico, por ese momento, ha traicionado a la humanidad.
The Natural History of Nonsense, de Berger Evans

vía: Las Penas del Agente Smith

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Citas, Libros, Pensar, Religión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s