No maldigas la oscuridad

Hay dos tipos de perfiles psicológicos, los que tienden a decir, por ejemplo, “Me han suspendido el examen”, frente a los que tienden a decir, “He suspendido el examen”. Los primeros tienden a sentirse víctimas de un tercero al que atribuyen poder. Los segundos tienden a sentirse causa de lo que les sucede y desde la asunción de su responsabilidad procuran enmendar el problema. Al fin y al cabo, es una cuestión de asumir la responsabilidad, tu responsabilidad, por lo que te pasa a ti y por lo que le pasa a tu entorno. Porque, aunque lo cómodo aparentemente es quejarse, es poco práctico. Como dice el dicho: “No maldigas la oscuridad y enciende una vela”.

Entrevista a Alex Rovira

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pensar, Psicología. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s