ukiyo

 
 
[…] vivir únicamente el momento presente, entregarse en cuerpo y alma a la contemplación de la luna, de la nieve, de la flor del cerezo y la hoja de arce […], no dejarse abatir por la pobreza y permitir que se trasluzca en el rostro, sino flotar a la deriva como una calabaza en el río: esto es lo que llamamos ukiyo.

 
Asai Ryoi, Leyendas del mundo flotante, circa 1665
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pensar. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ukiyo

  1. Pablo dijo:

    Let’s do it!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s