No pienses en un elefante

Hay maneras detestables de hacer las cosas. En periodismo, por ejemplo, la de quienes aplican el principio "No hay pruebas que descarten…". A poco que uno no esté advertido sobre ese condenado mecanismo, se puede encontrar discutiendo las pruebas que no existen y es probable que, crecientemente irritado por esa imposibilidad, termine por perder la razón, y hasta la educación, para regocijo del provocador. Algunos periodistas utilizan esa técnica de manera intensiva, ocultándola bajo la advocación, es decir bajo la protección y el patrocinio, del periodismo de investigación, lo que deja todavía más exasperadas a sus víctimas y a sus críticos.
 
En política existen fenómenos parecidos, más sofisticados y afortunadamente mejor estudiados. Se trata de crear marcos dentro de los cuales el oponente se sienta obligado a moverse, utilizando además un lenguaje determinado creado por el interlocutor. Uno de los que más lo han analizado es el lingüista norteamericano George Lakoff, profesor de la Universidad de Berkeley, furioso ante el éxito con el que lo aplican los conservadores y la incapacidad de los progresistas para sacudirse esa trampa.

Uno de sus libros, que acaba de editar en español Foro Complutense, se llama No pienses en un elefante (frase que automáticamente te obliga a pensar en uno), y tiene algunos casos estupendos. Un día, por ejemplo, los asesores de Bush empezaron a hablar de "alivio fiscal", un hallazgo extraordinario, según Lakoff: "De entrada, para que se produzca un alivio, tiene que haber ocurrido antes a alguien algo adverso, algún tipo de desgracia, y ha tenido que haber también alguien capaz de aliviar esa desgracia, alguien que pasa a ser un héroe". "Cuando a la palabra fiscal se le añade alivio, el resultado es una metáfora: los impuestos son una desgracia; la persona que los suprime, un héroe, y quienquiera que intente frenarle, un mal tipo". Lo importante fue que, desde la Fox a la BBC, desde los políticos locales a los senadores, para alabarlo o para criticarlo, todo el mundo empezó a hablar del Plan de alivio fiscal del presidente.(…)

 
Soledad Gallego. El País

 

George Lakoff, (1941–), es profesor de Lingüística en la Universidad de California, Berkeley

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Psicología. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s